Tenga cuidado en quien confías. Recuerde que el diablo era un ángel.